viernes, 28 de septiembre de 2012

La Alegría de Leer

El jueves 19 de junio de 1930, Evangelista Quintana presentó en Cali el libro que más lectores ha tenido en Colombia. Nunca figuró en la lista de los best-sellers, pero cada año, una tras otra, sus ediciones se agotaron. La Alegría de Leer la lanzó Evangelista Quintana cuando tenía 32 años y una vasta experiencia en pedagogía. El autor nació en Cartago (Valle) en 1898. Se graduó de abogado en la Universidad del Cauca y luego en la Universidad de Lovaina, donde obtuvo su título de pedagogo. Su primera esposa, Susana Vinasco, titulada maestra de escuela superior de la Normal de Chile, figura como la coautora de esta famosa cartilla de lectura.


 
La Alegría de leer no era el primer libro de lectura escrito en el país; en 1939 salieron los Primeros conocimientos para los niños que empiezan a leer, al que siguieron otros como la Cartilla de César B. Baquero, publicada antes de 1889. Desde 1917, la Cartilla de Charry se convirtió en la más usada en las escuelas del país, cuyo número empezaba a crecer: leer y escribir era cada día más una necesidad universal. Cuando apareció la Alegría de leer, lograba aceptación la idea de que todos los colombianos tenían que aprender la lectura, y avanzaba un proceso rápido de expansión de la primaria iniciado en los años finales de la república conservadora. Colombia estaba lista para un texto masivo y moderno.



 
La Alegría de leer, por una parte utilizaba algunos ejercicios y el alfabeto desarrollado por Palmer, en su libro de caligrafía comercial de 1919; por otra parte, incorporaba contenidos que, aunque convencionales y alejados de todo partidismo, reflejaban una nueva visión de la escuela y del país. Mientras su exaltación de la religión y los valores familiares la hacían aceptable para los conservadores, la defensa de la tolerancia y la igualdad moral y legal de todos los ciudadanos la acercaba a algunos temas del liberalismo. Un buen ejemplo de los valores que trataba de señalar --nuevo frente a las cartillas anteriores-- es el del gobierno escolar, elegido por los alumnos, como escuela de democracia y de respeto a las ideas del otro.

Los interesados en la cartilla escaneada ver:

http://www.monteriaweb.com/alegria_de_leer.html



19 comentarios:

  1. A que pagina puedo entrar para adquirir los contenidos de estas valiosas ejemplares como son la N° 2, 3 y la N° de la Cartilla La alegría de Leer de Evangelista Quintana

    ResponderEliminar
  2. quisiera que se publiquen mas páginas de las cartillas Alegría de leer de Evangelista Quintana, son excelentes. gracias

    ResponderEliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  4. en estos libros aprendí a leer , quisiera que se publiquen o me digan donde los puedo adquirir, son muy buenos me hacen recordar la época de mi infancia. por favor contesten. Yadira Martinez Fariño

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hi los puedes consequir in Diego Fernando Paez .57 3045879011 El vive in Bogota Colombia. or contactalo in lourdes1215s@gmail.com.
      lMonica.

      Eliminar
  5. aaah ! que Maravilla .. era una verdadera alegria aprendere a leer con este metodo ... mi infancia era llena de fantasias ..... gracias ... infinitas el tiempo pasa e este libro queda impreso en nuestros corazones .<3 M <3

    ResponderEliminar
  6. Gracias por esta reseña. aprendí a leer con esta cartilla. Había otra cartilla, no recuerdo su nombre, pero habían algunos poemas e historias sobre algunos temas. Había uno que se llamaba La LLuvia, con sus dibujos de la gente corriendo bajo los paraguas. Quisiera saber el nombre de esta cartilla que me encantó siempre. Dejo la inquietud por si alguien me puede informar. Tal vez era otro número de la alegría de Leer. No lo sé... En todo caso me encantó leer su blog. O.L. B

    ResponderEliminar
  7. Don Manuel Gustín y la “Alegría de leer”: ¿Un hurto literario?
    Escrito por Pablo Emilio Obando Acosta
    Miércoles, 06 Agosto 2014
    En: pagina10.com
    El educador nariñense MANUEL GUSTIN ORDOÑEZ “fue el creador del más novedoso y original método de lectura conocido hasta entonces y quizás hasta ahora…”. Como lo relata el historiador Vicente Pérez Silva, son innumerables los conceptos sobre la obra del maestro Gustín Ordóñez que dan testimonio de la real autoría del libro “ALEGRIA DE LEER”, usurpado, según sus investigaciones, por un funcionario de tercera categoría del Valle Evangelista Quintana R. Este texto escolar se constituyó en el primer “Best Seller” de la literatura colombiana y en él aprendieron a leer y escribir generaciones enteras de colombianos.

    Entre estos testimonios, citados por Pérez Silva, destacamos el de Tomás Maya, publicado en junio de 1927: “Conceptúo que el maestro Gustín Ordóñez es el primero que realiza el verdadero sistema de lectura por palabras normales, lo que da por resultado necesario la lectura ideológica, única sensata…”, más adelante expresa que “Ordóñez forma en el cerebro del niño primero las imágenes (ejercicios de dibujo), enseña los objetos (ejercicios de percepción), con hábiles lecciones objetivas (caudal de ideas), y ofrece en seguida los signos integrales, con los que hace la cámara interior la reconstrucción de las ideas para formar el juicio…”.

    El método desarrollado por el maestro Gustín Ordóñez estaba a la altura de los grandes desarrollos pedagógicos de la época que revolucionaron la educación en el mundo entero al punto que “Concuerda ella con los preceptos de los grandes genios de la instrucción primaria: con Pestalozzi, que sólo enseña a aprender; con María Montessori, que enseña jugando con el niño; con Decroly, que concentra en una las nociones fácilmente convergentes”.

    Igualmente recuerda el historiador Pérez Silva que “En septiembre de 1925 el profesor Decroly, que por entonces visitaba a Bogotá, consignó en el diploma del maestro Ordóñez, de su puño y letra, el siguiente testimonio, que traducido del francés dice así: “Yo admiro el método inteligente empleado por el Sr. Manuel Agustín para enseñar la lectura. El procedimiento puede perfectamente asociarse al sistema ideovisual o global que yo preconizo…”.

    El maestro Manuel Gustín Ordóñez intenta infructuosamente publicar su obra y ante los continuos fracasos se ve obligado a vivir de la docencia en viajes permanentes aplicando su sistema y obteniendo resonantes éxitos por todo el país.

    En uno de sus viajes, el maestro Gustín Ordóñez se encuentra con el señor Evangelista Quintana, quien al ver que el maestro Gustín Ordóñez llevaba entre sus manos sus famosos manuscritos le solicita que se los indique y se marcha con la promesa de utilizar sus influencias y hacerlos publicar para mérito de Nariño y de su autor.

    -“¿Qué lleva en sus manos?”. -Estos cuadernos le contesté. -“Haber muéstremelos”. Se me hizo caso muy duro darle una respuesta negativa y se los pasé. “…Este señor Quintana los ojeó y estudió detenida y ávidamente por largas horas…”. -“Yo le voy a ayudar a Ud., aprovechando mi amistad con el director de Educación y con mis demás amigos, para que Ud. pueda mejor cumplir con su deseo de publicar sus obras que considero muy importantes”.

    En el año de 1931 un amigo del maestro Ordóñez le informa que ha visto unos libros “de lectura, que son la misma cosa que los suyos”. El maestro Gustín Ordóñez muy resignadamente se lamenta: “Día llegará en que haya de venir el Impartidor de los dones perfectos, el Justo, para impartir su justicia…”.

    ResponderEliminar
  8. Don Manuel Gustín y la “Alegría de leer”: ¿Un hurto literario?
    Escrito por Pablo Emilio Obando Acosta
    Miércoles, 06 Agosto 2014
    En: pagina10.com
    El educador nariñense MANUEL GUSTIN ORDOÑEZ “fue el creador del más novedoso y original método de lectura conocido hasta entonces y quizás hasta ahora…”. Como lo relata el historiador Vicente Pérez Silva, son innumerables los conceptos sobre la obra del maestro Gustín Ordóñez que dan testimonio de la real autoría del libro “ALEGRIA DE LEER”, usurpado, según sus investigaciones, por un funcionario de tercera categoría del Valle Evangelista Quintana R. Este texto escolar se constituyó en el primer “Best Seller” de la literatura colombiana y en él aprendieron a leer y escribir generaciones enteras de colombianos.

    Entre estos testimonios, citados por Pérez Silva, destacamos el de Tomás Maya, publicado en junio de 1927: “Conceptúo que el maestro Gustín Ordóñez es el primero que realiza el verdadero sistema de lectura por palabras normales, lo que da por resultado necesario la lectura ideológica, única sensata…”, más adelante expresa que “Ordóñez forma en el cerebro del niño primero las imágenes (ejercicios de dibujo), enseña los objetos (ejercicios de percepción), con hábiles lecciones objetivas (caudal de ideas), y ofrece en seguida los signos integrales, con los que hace la cámara interior la reconstrucción de las ideas para formar el juicio…”.

    El método desarrollado por el maestro Gustín Ordóñez estaba a la altura de los grandes desarrollos pedagógicos de la época que revolucionaron la educación en el mundo entero al punto que “Concuerda ella con los preceptos de los grandes genios de la instrucción primaria: con Pestalozzi, que sólo enseña a aprender; con María Montessori, que enseña jugando con el niño; con Decroly, que concentra en una las nociones fácilmente convergentes”.

    Igualmente recuerda el historiador Pérez Silva que “En septiembre de 1925 el profesor Decroly, que por entonces visitaba a Bogotá, consignó en el diploma del maestro Ordóñez, de su puño y letra, el siguiente testimonio, que traducido del francés dice así: “Yo admiro el método inteligente empleado por el Sr. Manuel Agustín para enseñar la lectura. El procedimiento puede perfectamente asociarse al sistema ideovisual o global que yo preconizo…”.

    El maestro Manuel Gustín Ordóñez intenta infructuosamente publicar su obra y ante los continuos fracasos se ve obligado a vivir de la docencia en viajes permanentes aplicando su sistema y obteniendo resonantes éxitos por todo el país.

    En uno de sus viajes, el maestro Gustín Ordóñez se encuentra con el señor Evangelista Quintana, quien al ver que el maestro Gustín Ordóñez llevaba entre sus manos sus famosos manuscritos le solicita que se los indique y se marcha con la promesa de utilizar sus influencias y hacerlos publicar para mérito de Nariño y de su autor.

    -“¿Qué lleva en sus manos?”. -Estos cuadernos le contesté. -“Haber muéstremelos”. Se me hizo caso muy duro darle una respuesta negativa y se los pasé. “…Este señor Quintana los ojeó y estudió detenida y ávidamente por largas horas…”. -“Yo le voy a ayudar a Ud., aprovechando mi amistad con el director de Educación y con mis demás amigos, para que Ud. pueda mejor cumplir con su deseo de publicar sus obras que considero muy importantes”.

    En el año de 1931 un amigo del maestro Ordóñez le informa que ha visto unos libros “de lectura, que son la misma cosa que los suyos”. El maestro Gustín Ordóñez muy resignadamente se lamenta: “Día llegará en que haya de venir el Impartidor de los dones perfectos, el Justo, para impartir su justicia…”.

    ResponderEliminar
  9. sigo con la necesidad de conocer el cuento mucha miel y vinagreta

    ResponderEliminar
  10. hola, quisiera adquirir esta cartilla, quisiera saber donde la puedo conseguir. Porfavor y gracias.

    ResponderEliminar
  11. hola, quisiera adquirir esta cartilla, quisiera saber donde la puedo conseguir. Porfavor y gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo, las comprea a Diego Fernando Paez 57 3045879011.El vive in Bogota Colombia or e-mil luz1215s@gmail.com
      Tambien el esta in Facebook.
      lMonica.

      Eliminar
  12. hola, quisiera adquirir esta cartilla, quisiera saber donde la puedo conseguir. Porfavor y gracias.

    ResponderEliminar
  13. hola, quisiera adquirir esta cartilla, quisiera saber donde la puedo conseguir. Porfavor y gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. yo, la compre in Diego Fernando Lopez 57 3045879011. El vivir in Bogota Colombia or contact lourdes1215s@gmail.com
      lMonica.

      Eliminar
  14. Esta cartilla no se consigue comercialmente. Se consiguen algunso números para coleccionistas. Hace años una empresa edito algunso fascimiles. Puede buscarla en alguno de los enlaces de este blog y hacer una impresión digitl.

    ResponderEliminar
  15. en la actualidad alguien tiene un fascimil de la cartilla 4 y cuanto vale

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo la consequi in Diego Fernando Lopez Paez 57
      3045879011.El vivir in Bogota Colombia or contact lourdes1215s@gmail.com
      lMonica.

      Eliminar